El papel del docente y el alumno en el constructivismo

¿Nuevos roles?
external image c92p.jpgexternal image articles-78295_destacado3.jpeg










Rol docente






Dentro del modelo constructivista el conocimiento es una construcción que será posible desde la consideración de los saberes previos y la interacción social con pares y docente. Este último actuando como facilitador, moderador y mediador entre el niño y el conocimiento. Se atiende la Diversidad, valorando también la heterogeneidad y las diferencias individuales.

En su, como ella la nombra, irreverente página personal, la profesora Lila Esthela Lahittedefine y describe algunas de las características del docente desde el punto de vista constructivista. Es decir, aquel docente moderador, facilitador, mediador e, incluso, un participante más dentro del aula que lanza preguntas movilizadoras para desestabilizar hipótesis, generar conflictos cognitivos que se volverán debates enriquecedores. El docente constructivista:

No censura la opinión o el punto de vista con un:

external image clase-4.jpg-"No. Esa no es la respuesta".
Por el contrario, intenta buscar acuerdos y desacuerdos, aún en los casos de aciertos, solicitando la opinión del alumno y el grupo constantemente. Es decir, no acepta un SÍ o un NO sin un argumento que lo sustente.

Lo anterior no significa que el docente solamente se dedique a realizar preguntas durante toda la clase. Está atento a las necesidades lógicas de los alumnos para intervenir explicando y exponiendo cuando el grupo así lo requiera.

Ahora bien, la oportunidad de que surja la necesidad lógica de la explicación debe ser promovida por el profesor desde los planteamientos y preguntas lanzados, así como de otro tipo de estrategias útiles como, por ejemplo, el invitar a los estudiantes a consultar bibliografía, buscar documentación o iniciar un trabajo de investigación external image alumnos01.jpgpara descubrir la respuesta.

Muy significativo resulta el hecho de que, el nuevo rol docente, promueve inclusive que el alumno aprenda a disentir hasta con el mismo docente. Situación con la que posiblemente algunos profesores se muestren recelosos, ya que temen perder el respeto del alumno. Sin embargo, es fundamental que el profesor acepte que el alumno puede no estar de acuerdo e, incluso, que puede estar equivocado, por lo que debe abrir espacios para el debate y la argumentación, porque es una actividad que promueve el pensamiento reflexivo de ambos lados. Lahitte considera que el tomar este tipo de actitudes, netamente científica y abierta, será todo un modelo para los estudiantes, mostrándonos algunas de las frases constituirán todo un testimonio:

-"No estoy seguro pero lo averigüaré para la próxima clase..." (y en la clase siguiente demostrar que realmente lo hizo es una prueba de interés por el conocimiento y por el mismo alumno que mostró la inquietud. Esto es muy valorado y tomado en cuenta.)
-"Tus argumentos son muy buenos... Yo tengo otro punto de vista pero no soy dueña de la verdad... ¿Qué te parece si mañana buscamos más material para poder aclarar este tema? Yo traeré lo que tengo... Uds. consigan o pregunten. Creo que es importante que encontremos la respuesta correcta."



En síntesis: se estimula el "saber", el "saber hacer"y el "saber ser". Lo conceptual, lo procedimental y lo actitudinal.






Rol del alumno




Dentro del constructivismo no sólo el papel que desempeña el docente cambia. Como ya se ha observado, el alumno desarrolla una función distinta de la tradicional: de ser mero receptor de información se transforma en generador de concimiento. De esta forma, el estudiante tiene una responsabilidad activa dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, por lo que su papel consistirá en:=
  • Participar en forma activa durante el desarrollo de las actividades propuestas por el profesor
  • Proponer y defender ideas
  • Establecer vínculos entre sus ideas y las desarrolladas por sus compañeros u otras personas (autores, padres, etc.)
  • Preguntar para comprender y clarificar. No quedarse con dudas
  • Ejercer la escucha activa
  • Cumplir con las actividades y plazos estipulados con antelación

En síntesis: el alumno constructivista es autogestivo, responsable, creativo y con un alto compromiso grupal.