profesor_tic_2.jpg

EL COGNITIVISMO EN LA RELACIÓN DOCENTE/ALUMNO Y SU INFLUENCIA EN EL USO DE LAS TIC.



La relación docente-alumnos



La relación entre docente y estudiante se basa en la interacción, el profesor debe permitir a los estudiantes experimentar y reflexionar sobre el objeto de aprendizaje y el profesor debe recoger sus inquietudes y necesidades para el desarrollo de nuevos aprendizajes.

Para el docente el alumno es activo y por lo tanto, puedo aprender a aprender consiguiendo aprendizajes significativos. El docente establecerá diálogos con los estudiantes para conocer sus conocimientos previos provocando una comunicación bidireccional, de manera que sirva de inicio para la adquisición de nuevos conocimientos de motivación. El papel del docente es involucrarse en el desarrollo y enseñanza de estrategias y habilidades de aprendizaje teniendo como base el proceso de organización y reorganización cognitiva del campo perceptual. Para un aprendizaje efectivo se debe partir de las estructuras mentales previas existentes en el estudiante, consiguiendo enlazar los conocimientos previos con los anteriores que posean.

En la fase de retroalimentación (reforzamiento), los alumnos requieren verificar que han dado la respuesta correcta a los estímulos, esto garantiza que ha aprendido correctamente. El profesor puede desempeñar este papel para satisfacer esta necesidad.


roles_cognit.jpg
Definición de roles según Gagne


Los criterios e instrumentos de evaluación



Desde un enfoque cognitivista el interés está en los procesos de aprendizaje ya que intenta comprender los procesos mentales de los alumnos, siendo los datos cualitativos y recogidos a través de cuestionarios, la observación del comportamiento del alumno, la interación entre alumnos y profesores, etc. Los resultados servirán para mostrar los puntos fuertes y las debilidades que servirán para avanzar en el aprendizaje. La autoevaluación es otra herramienta muy útil y que ayudará a evaluarse al alumno y evaluar su propio trabajo para la consecución de los objetivos previstos.

Los instrumentos de evaluación son los que propician el proceso de aprendizaje. Los instrumentos deben ser previstos y propiciados por el profesor para que, posteriormente, los utilicen los alumnos de forma autónoma. Hay dos grupos de instrumentos: los ordinarios (que propician a los alumnos aprender los contenidos) y los específicos (con función específicamente evaluativa), además de utilizar instrumentos de revisión.

Los criterios de evaluación serán dinámicos y progresivos para que en cualquier momento se puedan revisar, consiguiendo que sean de esta manera criterios útiles, válidos y adecuados tanto para el profesor como para los alumnos.

Las TIC y el cognitivismo.



En el apartado de principios teóricos veíamos que el aprendizaje para los congitivistas es el desarrollo de aptitudes para comprender la realidad que permitirán la emisión de respuestas adecuadas ante diversos contextos. Las TIC nos ofrecen un contexto diferente a los que se prestaba atención en los modelos de enseñanza tradicionales. Sin embargo, no sólo ha provocado el cambio en la perspectiva del contexto sino que también lo han hecho los roles docente y estudiante además del modelo enseñanza-aprendizaje.

Las TIC favorecen un entorno de aprendizaje abierto y estimulante para los docentes y para los alumnos. Ofrecen un conjunto de herramientas que permiten acceder y compartir información de una manera muy dinámica. De esta manera las TIC permiten que el estudiante sea consciente de su propio proceso de aprendizaje.